Banner aniversario nuevo

Domingo, 04 Marzo 2018 00:00

La dolarización informal en productos y servicios es un síntoma de la hiperinflación

 
Valora este artículo
(9 votos)
El debilitamiento del bolívar obliga a buscar resguardo en monedas extranjeras, pero la clientela se achica y el negocio se vuelve insostenible, advierte el presidente de la Cámara de Comercio, David Bermúdez El debilitamiento del bolívar obliga a buscar resguardo en monedas extranjeras, pero la clientela se achica y el negocio se vuelve insostenible, advierte el presidente de la Cámara de Comercio, David Bermúdez Fotos Archivo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Maduro intenta con ineficaz ajuste salarial reducir efectos de la hiperinflación

barra 4naranja220

Una familia requiere cerca de 100 salarios mínimos para cubrir la canasta alimentaria

barra 4naranja220

2018 arranca con voraz inflación de 84,2% en enero

 

En Ciudad Comercial Alta Vista II, una tienda de servicio técnico y venta de accesorios y teléfonos celulares muestra un cartel de precios en bolívares y dólares en la vitrina. En una tienda de vestidos en el centro de Puerto Ordaz, la vendedora explica que la ropa puede ser cancelada en dólares -en efectivo o por transferencia- o en bolívares, al cambio del día. Por la red Instagram, una marca de trajes de baño que nació en la zona comercializa sus piezas en $60 el modelo de cuerpo entero. Solo tres ejemplos de cómo el dólar cobra fuerza como moneda de cambio o como referencia en la cotización de costos de productos y servicios.

Gregory Ruiz, un guía turístico de la ruta hacia el mágico tepuy Roraima en el Parque Nacional Canaima, al sur de Bolívar, cuenta que a finales de 2017 tuvieron que hacer el cambio de la moneda de cobro del bolívar al dólar. La hiperinflación ya era un hecho en Venezuela, con variaciones mensuales de precios superiores al 50%.

El margen de ganancias empezó a mermar, un choque frente a precios cada vez más altos. “En varias oportunidades me tocó subsidiar el viaje, porque llegaba la fecha y no alcanzaba lo que se había cobrado para cubrir los gastos”, recuerda.

Motivado por los aumentos de servicios locales, transporte, comida y buscando minimizar el impacto en el margen de ganancia, que ya había bajado a 15%, lo que hacía poco rentable la actividad e impedía la reposición de equipos y la cobertura de gastos varios, operadores de la zona llegaron al acuerdo de cobrar una tarifa en dólares.

La tarifa fue tasada en $50 por el tour básico de 7 días, 6 noches, que incluye todos los servicios, pero el nivel de inflación ha sido tan alto que, incluso, ese monto en moneda extranjera tuvo que ser ajustado a $100. “El monto original no fue suficiente para ir a la par de la hiperinflación que estamos viviendo, íbamos siempre dos pasos atrás”.

“Cuando el dólar (paralelo) llegó a estar en los picos de 280 y 290 mil bolívares cubríamos nuestras tarifas con margen de ganancia del 30%, pero a medida que ha ido bajando y la inflación sigue en aumento nos hemos visto perjudicados”.

  ComillasAMARILLASNo solo alojamiento, sino paseos y tours se están cobrando en dólares”, dijo una fuente del gremio turístico. Una odontóloga explica, por su lado, que tratamientos importantes que involucran ortodoncia o prótesis dentales están dolarizados.  

La modificación del convenio cambiario N° 36, en noviembre de 2016, autorizó a los operadores turísticos -bajo ciertos criterios de categorización por el Ministerio de Turismo- a realizar cobros en dólares a los turistas extranjeros y a administrar 60% de esas divisas. La medida era aplicable también a las líneas aéreas y a las mercancías que se expenden a bordo de aviones y embarcaciones que cubren rutas internacionales.

Pero el cobro en dólares se amplió a todo tipo de servicios y toca hoy, incluso, al servicio de transporte terrestre. “No solo alojamiento, sino paseos y tours se están cobrando en dólares, aunque en teoría es ilegal”, dijo una fuente del gremio turístico, que prefirió mantener su nombre en reserva. “Incluso, al que se va de Venezuela, les cobran en dólares para llevarlo de Caracas a un estado fronterizo para migrar”.

Los servicios de salud no se han visto ajenos a la cotización con base en la moneda extranjera. Una odontóloga de 41 años, que prefirió no ser identificada, explicó que tratamientos importantes que involucran ortodoncia o prótesis dentales están dolarizados y se cobran por transferencia, en efectivo o en moneda local al cambio del día.

La medida deviene de que las materias primas son importadas y los precios varían a diario. “Otros tratamientos más sencillos hemos tratado de mantenerlos más bajos porque la gente no tiene capacidad de pagarlos. Antes un odontólogo ganaba en una consulta cinco dólares, pero la realidad ahora es distinta”.

La cotización de servicios en dólares en el sector inmobiliario y automotriz tiene varios años adoptada, aunque en una suerte de clandestinidad, pues el control de cambio impide que las transacciones sean abiertamente en moneda extranjera. “Las operaciones de compraventa se hacen en dólares, con acuerdo entre las partes, pero para la firma de los documentos deben ser en bolívares obligatoriamente por las leyes vigentes”, expresó un corredor inmobiliario.

Dolarización informal de la economía 

El economista y director de la firma Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, cataloga el momento actual como una dolarización informal, que se hará más frecuente en la medida en que no se corrijan las graves distorsiones que afectan a la economía actualmente. 

- ¿En qué momento estamos y cuándo se puede hablar de dolarización?

 

CobroDOlares2Algunos emprendedores, comerciantes y profesionales cotizan sus productos y servicios en dólares, cobran en bolívares, pero buscan cambiar la moneda nacional por moneda extranjera en lo inmediato

 

- Lo que describes es parte de un proceso que tiene que ver con la hiperinflación, la destrucción de los precios relativos, no sabes qué es caro, qué es barato, y debes llevarlo a una moneda más estable para tener referencia. Los pagos en dólares se están popularizando, pero no necesariamente es dolarización, eso ocurre cuando legalmente esa moneda circula en los bancos. Estamos hablando, en este momento, de una dolarización informal, muy lejos de ser una estructura formal, pero es un síntoma de la hiperinflación. En la mayoría de los países que pasaron por procesos similares, eso ocurrió, la gente empezó a transar en dólares o euros o reales, dependiendo del contexto geográfico.

Con el paso del tiempo y en la medida que no se resuelva el problema, va a ser cada vez más frecuente. Es la única forma en que la gente va a tener claridad de los precios, porque en la actualidad se pierde la noción de qué es caro y qué es barato. 

- ¿Hay alguna forma de revertir el deterioro del bolívar como mecanismo de pago y depósito de valor?

- La hiperinflación tiene una particularidad: que destruye la confianza en la moneda, bien sea porque las autoridades diseñan un nuevo cono monetario como pasó en Brasil, o asumen el valor de otra moneda. Ecuador y Zimbabue asumieron el dólar. Ya el bolívar como reserva de valor no tiene sentido, apenas queda como método de intercambio. A medida que se acelera la hiperinflación no quieres tener bolívares y quieres cambiarlos por dólares, pesos, reales, o bienes. Es una papa caliente. Eso es un síntoma de la hiperinflación. Esa moneda debe ser sustituida por un nuevo signo monetario, estamos en la etapa de inicio de eso.

- ¿Sirve de algo cambiar el cono monetario?

- Puedes hacer un nuevo cono monetario, pero si no hay reformas estructurales no tiene sentido. Si no hay correctivos, es una medida que va a perder su efecto. En 2007 quitamos tres ceros a la moneda, no se tomaron correctivos profundos y al final esa reconversión monetaria fue inocua, no hubo ni frío ni calor, 10 años después esos billetes no sirven. La reconversión es un instrumento, pero no la salida per se. Debe ser parte de un conjunto de medidas y señales claras y contundentes de que están atacando el problema. 

- En las últimas semanas, el dólar paralelo ha descendido levemente afectando, incluso, a quienes toman ese valor como marcador para sus cotizaciones. ¿A qué se debe ese descenso?

  Canasta2
Incluso en tarantines informales, rechazan billetes de Bs. 100 y Bs. 50, en otra muestra del debilitamiento del bolívar como método de pago | Foto William Urdaneta
 

- A dos factores principalmente. El primero es que a partir de lo que hizo la Sundde al obligar a bajar los precios, la demanda corporativa de dólares que es el grueso ha disminuido. Los empresarios dijeron: ‘no podemos seguir trayendo mercancía a dólar negro porque podemos ser objeto de una fiscalización sobre todo en un contexto de elecciones’. El segundo tiene que ver con que apareció oferta en ese mercado, no se sabe bien el origen de esos dólares, quizás están ligados al sector público, es una intuición, y han logrado esta estabilidad. El paralelo es un mercado muy pequeño, poco profundo y ese tipo de factores pueden incidir.

En marzo, además, entra en letargo porque se paga ISLR y los contribuyentes cambian dólares por bolívares. Creo que esta baja es temporal. No creo que sea permanente ni parte de una política porque no hay política, quizás hacia finales de marzo y abril, haya más bolívares a la calle y más presión. 

- Y resulta peculiar que mientras el dólar desciende, los precios en bolívares siguen al alza. ¿Es también un síntoma de la hiperinflación?

- El costo cambiario no es el único costo en la estructura de precios. Están los elementos de reposición de inventarios, puede ser que la mercancía se compró con un tipo de cambio de hace mucho tiempo; el Dicom subió; se elevaron los costos de nacionalización de mercancía, todo eso tiene incidencia. Las empresas para retener personal están acelerando los incrementos de salarios a los trabajadores y ese costo laboral tiene incidencia importante en las estructuras y, sexto, y creo que es clave, hay un tema de expectativas. Si sabes que está bajando el dólar pero nada ha cambiado, los desequilibrios siguen, no se ve en el horizonte que los problemas se van a resolver, los comerciantes no flexibilizan la estructura.

Entre la espada y la pared 

El uso de monedas extranjeras como marcador para cotizar precios ha puesto entre la espada y la pared a empresarios, que no se han subido a la ola. “Pequeñas empresas están entregando los locales y cerrando porque no pueden satisfacer el requerimiento del arrendamiento en dólares. Ayer me conseguí a un empresario con un negocio consolidado y me dice que está trabajando en su casa, mandando mercancía directamente a los clientes, porque en el local que tenía le solicitan arriendo en dólares”, explicó el presidente de la Cámara de Comercio e Industrias del municipio Caroní, David Bermúdez.

En un contexto de salarios en bolívares, distanciados de la realidad hiperinflacionaria actual, señala Bermúdez, el mercado que va a poder pagar por montos dolarizados es reducido. “Quienes manejan redes sociales y diseño gráfico hacen sus estructuras de costos en dólares. Ofrecen sus servicios a clientes internacionales y les pagan por PayPal y como les funciona intentan aplicarlo al mercado doméstico pero la estructura de costos no aguanta eso (…) Piensan que dolarizando sus ingresos pueden hacerle frente a la hiperinflación, pero la hiperinflación nos afecta a todos”.

  ComillasAMARILLASA medida que se acelera la hiperinflación, no quieres tener bolívares y quieres cambiarlos por dólares, pesos, reales, o bienes. Eso es un síntoma de la hiperinflación. Esa moneda debe ser sustituida por un nuevo signo monetario, estamos en la etapa de inicio de eso”.  

“Estamos construyendo en piso de barro”, considera, al vislumbrar insostenibles las operaciones comerciales en el corto y mediano plazo.

Para el economista Adrián Vásquez, en la mente de los gobernantes que deciden la política económica, son más importantes los efectos políticos que pudieran derivar que la necesaria e impostergable toma de decisiones económicas.

“Si no hay una política que tienda a disminuir la emisión de dinero inorgánico y el gasto público, la hiperinflación se va a agudizar (…) Estamos en un proceso de indefinición, no se avizoran cambios profundos que vayan en contra del proceso inflacionario y el bolívar va a tender a desaparecer. Vamos a tener que asumir otra moneda o ir a un proceso de dolarización de la economía que pasa por una decisión formal”, explicó.

Mientras tanto, coincide, el camino se abona, pues cada vez más operaciones tienen como punto de referencia el dólar, aunque en las transacciones se use el bolívar. “El tema de fondo es frenar el proceso inflacionario y dar incentivos a la producción”, agregó.

El debilitamiento del bolívar ha sido registrado en las tres subastas del Sistema de Divisas de Tipo de Cambio Complementario Flotante de Mercado (Dicom), operado por el Banco Central de Venezuela (BCV). La primera subasta del nuevo mecanismo cambiario arrancó con una tasa de cambio de Bs. 30.987,50 por euro. En menos de un mes, en la tercera subasta, se elevó la tasa Dicom a Bs. 43.489,65 por euro, una variación de 40%, mayor devaluación de la moneda nacional.

“Es imposible vivir en Venezuela sin incertidumbre, el bolívar no vale nada. Yo compro azúcar, harina y otros ingredientes a precios dolarizados, esa es la realidad y pocos podemos escapar de ella”, apuntó una pastelera de Ciudad Guayana, que basa sus tarifas en montos en dólares con pagos en bolívares al cambio del día de entrega. Al siguiente día, no hay pérdida de tiempo, compra divisas, asegura.

“Nada en el país tiende a mejorar, todo siempre empeora”, dice, en un comentario que engloba las expectativas de la ciudadanía respecto a los próximos días, semanas y meses.

Visto 3389 veces Modificado por última vez en Domingo, 04 Marzo 2018 00:49

A partir del 4 de junio, y hasta que el Banco Central de Venezuela (BCV) lo determine, los precios deberán identificarse solamente...

Está previsto que el proyecto, cuya puesta en marcha estaba planteada para 2011, sea concluido a finales de 2018. ...

Persiste el descontrol en las zonas auríferas. “El Arco Minero como tal no existe. Lo que se hizo fue subirle el volumen a la...

Negocios del mercado de Chirica comercializan una res por semana en promedio. Sin embargo, admiten que la gente ya no compra un ki...

La preventa del criptoactivo inició este martes. Pese a las fallas del portal web en el proceso de registro de los interesados, Ma...